Los nicaragüenses se unieron por segundo día consecutivo en ruedas de oraciones para que en Nicaragua reine el diálogo y la paz.

En el Ministerio de Relaciones Exteriores, los funcionarios públicos se congregaron en el patio central de la institución para elevar plegarias al creador.

Sabemos que el llamamiento que Dios nos hace por su palabra es el llamado al perdón, entonces éste es un momento que estamos instando todos los compañeros que estamos aquí como hermanos a perdonarnos los unos a los otros, a no tomar en cuenta las ofensas que hemos recibido, a las que probablemente vayamos a recibir desde ya. Vamos a tomar un espíritu de perdón, de amor y de clamor al señor por la paz en Nicaragua”, declaró Iris Acuña.

Los funcionarios del Ente Regulador de las Telecomunicaciones, TELCOR, entregaron su corazón al Señor y se unieron en oraciones evangélicas y católicas, como un solo pueblo.

Yo no sé orar, tampoco aquí muchos de nosotros sabemos orar pero invito a sumarnos a éste bonito gesto de que Dios tiene el control de todas las cosas. Les pido que nos unamos así y nos mantengamos en oración”, invitó Marcos Arana.

Arana afirmó que en estos momentos cuando hay inquietud en el corazón, es solo Dios el que puede traer la calma.

Nicaragua está un poquito alterada, por tantas circunstancias, tantos acontecimientos malos que ha habido y el único que nos puede dar la paz en nuestros corazones es Dios y pongamos a Nicaragua, a nuestros Ministros, a nuestros directores en las manos de Dios y principalmente que todos dirijamos una oración a nuestro Presidente y nuestros Ministros que Dios los ilumine y le de sabiduría a los líderes de la empresa privada que también son tomadores de decisiones”, instó.