Las familias nicaragüenses estuvieron atentas al mensaje que transmitió su Eminencia Reverendísima, Cardenal Leopoldo Brenes, como presidente de la Conferencia Episcopal, quien anunció la aceptación para estar presente en el diálogo nacional en carácter de mediador y testigo, convocado por el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega.

Arlen González, estuvo muy atenta al mensaje desde la comodidad de su hogar en Managua, afirmando que sólo con el diálogo Nicaragua puede seguir por los caminos de la paz.

Me parece muy bien que el Cardenal acepte participar porque Nicaragua lo que quiere es paz, ya no queremos violencia, esos tiempos ya pasaron, hoy queremos seguir trabajando a como lo hemos estado haciendo”, afirmó.

Ya no queremos más violencia, las consecuencias de la guerra la sufren nuestros hijos, esos actos vandálicos no se tienen que volver a dar porque el pueblo de Nicaragua quiere la paz, estamos en oración y la iglesia católica nos ha confortado al decir que servirá de mediador en ese diálogo que sabemos que serás positivo y nos llevará a tener más trabajo y paz”, aseguró González.

“Gracias a Dios las autoridades están llamando a la paz y eso es importante porque necesitamos que Nicaragua siga siendo libre y que reine la paz, yo como joven me siento satisfecha que la iglesia y el gobierno se unan para buscar lo mejor para el país”, puntualizó.

Asimismo, la joven Bettsy Sandoval, desde su casa, nos compartió su sentir ante tan importante anuncio.

Queremos salir a la calle y caminar tranquilos, era este el momento de pronunciarse y entre todos los nicaragüenses debemos poner de nuestra parte, yo les he dicho a mis amigos que el gobierno nos ha dado respuesta así que deben detenerse y esperar ese diálogo que dejará a un lado el odio”.

familias

familias

familias