El líder y guía espiritual, Monseñor Bismarck Carballo, se pronunció ante las reformas a la Ley del Seguro Social, que para él no son más que una opción preferencial para el pobre y más necesitado, acción que se asemeja a la labor que realiza la Iglesia Católica desde sus inicios.

La Iglesia desde hace varios milenios ha hecho opción preferencial por los pobres, una doctrina que ha tomado mucha fuerza a partir del Concilio Vaticano II y entiendo que para poder analizar las reformas del Seguro Social, hay que entender que existe esa misma opción por el pueblo, sobre todo, porque los beneficiados son personas que les ha tocado dar su aporte por la lucha de liberación de Nicaragua”, destacó.

El religioso se refirió a la importancia que trae para el país, los trabajadores y pensionados las nuevas reformas, en las que el sector privado también debe aportar su cuota de responsabilidad.

El Seguro Social para poder dar cobertura al sector que involucra a las madres de Héroes y Mártires y víctimas de guerra, tiene que reformar las cuotas, en tanto para que los empresarios también cumplan con la obligación de dar su aporte para el bien social del país. Considero que las reformas son para que todos aportemos algo en beneficio de las mayorías, los más pobres, y tratar de encontrar una manera de vivir con dignidad”, expresó.

Llamado a la responsabilidad

Carballo hizo un llamado a la responsabilidad a los sectores que de manera irresponsable han tratado de manipular la información y crear discordia en el pueblo.

Existen muchas personas que se oponen a los cambios y estoy seguro que si se hubiesen cambiado estos aspectos, también estarían levantando banderas en contra. La insatisfacción aparente es por razones ideológicas y por querer buscar un caballito de batalla para montar a los líderes de la oposición, pero la verdad habría que escuchar a los beneficiados del Seguro Social y de esta manera ser objetivos y no alimentar conflictos innecesarios en un país que va en busca de un bienestar económico”, expresó.  

Tratemos de ser objetivos en el análisis, particularmente los medios de comunicación que quieren incendiar el país, en el sentido de dar la oportunidad de analizar bien las reformas y sobre todo que permitan expresar su sentir a los que realmente son beneficiados del Seguro Social y no solo a los que quizás no cotizan y quieren modificar las políticas sociales del país”, concluyó.