La periodista y empresaria nicaragüense, María Elsa Suárez, arribó este martes a sus sesenta años, con una impresionante carrera que ha marcado historia al frente del periódico digital e impreso “Bolsa de Noticias” y el noticiero del “Canal de Noticias de Nicaragua” (CDNN 23).

Esta amante y profesional de “el mejor oficio del mundo”, también trabajó para el Sistema Sandinista de Televisión (SSTV), y asegura haber llegado a sus felices sesenta, dichosa de reconocerse como una mujer que ha luchado en la conquista de sus sueños.

“Para mí es muy importante llegar a esta fecha, y hacer una reflexión de lo que ha sido mi vida profesional y familiar. He llegado hasta estos sesenta años como una empresaria del medio periodístico. Gracias a un gran esfuerzo que empezó con la semilla que sembrara mi papá, Emigdio Suárez”, expresó.

elsa-suarez

Multifacética: de banquera a periodista

En entrevista especial, Suárez compartió sus mejores etapas de su vida, incluyendo el trabajo que desarrolló al frente de un banco privado, y en 1985 estar familiarizada con el dinamismo del Sistema Financiero de Nicaragua.

Con nostalgia y escarbando en su historia personal, la comunicadora relató que sus inicios en el periodismo los recuerda cuando apenas era una estudiante, y fundó el periódico “Al Rojo Vivo”, allá en la hermosa ciudad de Boaco.

Posteriormente dirigió un periódico institucional de la banca, en tiempos de la Revolución, trabajando en el Sindicato de Trabajadores Financieros de Nicaragua.

“La Revolución Sandinista fue una etapa muy enriquecedora para ejercer el periodismo. Escribimos y fuimos testigos de la historia de Nicaragua”, recuerda María Elsa, evocando tiempos en que el pueblo entero proclamaba a voces la liberación de la dictadura somocista.

elsa-suarez

El periodismo lo traía en la sangre

Fue en 1995 que esta mujer emprendedora asumió el reto de dirigir el periódico Bolsa de Noticias, fundado por su papá, Emigdio Suárez, quien ejerció sobre María Elsa una importante influencia en su vocación y carrera periodística.

“Yo ya traía esa sangre periodística”, expresó sonriente Elsa, agregando que “en todas las carreras del mundo, si no se emprenden con amor, este proyecto tiende a fracasar”.

Como parte de ese amor y desafío que tiene por el periodismo, Suárez se propuso asumir y adaptarse a las nuevas herramientas y sistemas de información y comunicación, que emergieron en los últimos años, producto de una pujante globalización.

“El periodismo mundial se está redefiniendo, a propósito de las nuevas tecnologías, la cibernética, el internet. Tenía que irme adaptando a esta nueva era”, manifestó la empresaria nicaragüense.

elsa-suarez

Le gusta bailar, escribir y leer a Darío

En su nueva etapa, María Elsa asegura haberse convertido en una profunda y prolífica lectora de la obra del poeta universal Rubén Darío, a quien considera un verdadero visionario y profeta de su tiempo.

“Me he dedicado bastante a la literatura, ahora soy dariana profundamente. Esto es muy importante, porque los nicaragüenses conocemos a Darío, recitamos algunos poemas, pero no conocemos a profundidad la visión, la profecía de Rubén. Es increíble leer sus poemas!”, sostuvo.

La destacada comunicadora, quien al albor de sus sesenta veranos gusta de “bailar, escribir y hacer ejercicios”, asegura que actualmente está llena de proyectos personales y profesionales, entre ellos seguir trabajando en el desarrollo de su programa televisivo “Conversando con María Elsa Suárez”, transmitido en CDNN 23.

elsa-suarez

elsa-suarez

elsa-suarez

elsa-suarez

elsa-suarez

elsa-suarez

elsa-suarez

elsa-suarez

elsa-suarez

elsa-suarez

elsa-suarez

elsa-suarez

elsa-suarez

elsa-suarez

elsa-suarez

elsa-suarez