En el marco de la segunda fase del diálogo de Consulta para fortalecer los vínculos afectivos en las familias nicaragüenses, la Asamblea Nacional  recibió la visita de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Universitarios, integrados en el CNU.

El debate se centró en la articulación del sistema educativo, así como la promoción de los valores de amor y armonía en la familia. En esta ocasión participaron mujeres trabajadoras, profesoras y docentes, así como personal administrativo de las universidades que integran el Consejo Nacional de Universidades (CNU).

El debate de hoy fue muy positivo para nosotros, porque primero se hizo un análisis sobre la articulación de los sistemas de educación, se profundizó en el tema de crecimiento en valores. Algo muy importante es que se dimensionó la responsabilidad de la familia como el actor principal y se reconoce que el marco jurídico y las políticas públicas del gobierno tienen que ser fortalecidas”, declaró la Primera Vicepresidenta de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, compañera Maritza Espinales.

Los sindicatos de trabajadores solicitaron que se trabaje con representantes del Ministerio de la Familia, la Corte Suprema de Justicia y los Juzgados de la Familia, para que sus funcionarios fortalezcan los servicios de atención al público.

Creo que el debate va por muy buen camino porque nos está permitiendo tener una armonía con la comunidad, con el Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo para lograr una sociedad más sana, más tranquila y más segura”, añadió Espinales.

La legisladora recordó que cada mujer trabajadora universitaria es madre, hermana y esposa, por tanto también viven situaciones que consideran deben fortalecerse para la unidad y la tranquilidad en el hogar.

Ellas están claras que es responsabilidad de la familia y que se sienten satisfechos que haya un gobierno que convoca a un debate para escuchar lo que hay que mejorar”, puntualizó Espinales.

Nosotros fuimos invitadas como trabajadoras administrativas, trabajadoras universitarias de las diferentes universidades. Como trabajadoras y docentes estamos apoyando de que se debe de revisar y actualizar todas estas leyes que están en protección de las familias, de la adolescencia y la niñez, porque creo que debemos adecuarlo a la realidad y es una buena iniciativa que nuestro Buen Gobierno ha tomado”, señaló Aleyda Trujillo, sindicalista universitaria.

Subrayó que Nicaragua debe fortalecer los buenos niveles de seguridad ciudadana para bien de la familia.