El Ministerio de Salud (MINSA) dio a conocer este martes los resultados del Plan Verano con el que garantizaron la vigilancia en salud a las familias nicaragüenses.

Entre las acciones desarrolladas, está el control de las aguas de consumo humano en centros recreativos, practicando mas de 24 mil muestras de cloro residual.

"En cuanto al agua recreativa de los balnearios se realizó una muestra de cloro residual de 3 mil 375 y 882 muestras bacteriologicas, con el objetivo de asegurar la calidad del agua y que la población consuma líquido seguro", dijo en conferencia de Prensa la Directora de Vigilancia para la Salud, Doctora Martha Reyes.

Detalló que además se hizo inspección en los diferentes bares, restaurantes, pulperías y expendios ambulantes, logrando realizar un total de 20 mil 558 inspecciones higiénico-sanitarias para asegurar condiciones de los diferentes locales.

En estas inspecciones se decomisaron un total de 20 mil 96 unidades de alimentos vencidos o que estaban en mal estado. Del mismo modo se capacitaron a 16 mil 279 a trabajadores de restaurantes en el cual se aseguró condiciones de buena preparación y seguridad de los alimentos.

Por su parte el Doctor Carlos Cruz, Director de Servicios de Salud, MINSA dijo que 155 mil 57 criaderos de mosquitos en los balnearios fueron eliminados y 41 mil 738 lugares fueron abatizados y se brindaron 8 mil 100 atenciones a personas que se sentían mal para dar cobertura a los balnearios y en centros recreativos.

Igualmente se instalaron 299 puestos móviles y se desplegaron 47 clínicas móviles a nivel nacional, totalizando 7 mil 342 consultas, principalmente a personas con problemas respiratorios y enfermedades y crónicos.

A nivel nacional se reportaron 24 muertes por sumersion a nivel nacional.

El plan se ejecutó entre 24 de marzo al 1ro de abril.