Un año más los habitantes de Masatepe realizaron la tradicional judea, una parodia de la historia antigua y ridiculización a los soldados romanos.

130 años lleva esta tradición en la que estos jóvenes con cadenas en mano amarran y arrastran a Judas, una manera de hacerle pagar por su traición a Cristo.

El co-director del Instituto Nicaragüense de Cultura, Luis Morales, comentó que este año participan veintisiete mujeres.

"Esta agrupación tiene 600 participantes con los padres, con los niños, quienes meses antes empiezan a fabricar estos gorros y la vestimenta libre".

"Esta es una ridiculización del pueblo nicaragüense a los soldados que exhibían sus pectorales, sus naguas como parte del uniforme".

Israel Rodríguez expresó que esta tradición es única en el mundo, una manera distinta de recrear la vida, pasión y muerte de nuestro Señor Jesucristo.

"Esta es una muestra de fe, religiosidad, esta tradición nació en el pueblo El Arenal y hoy somos hombres y mujeres sin exclusión".

Son muchos los padres de familia que han procurado el relevo generacional.

"Al participar me siento alegre, llevo siete años viniendo solo y con mi hijo llevo cuatros años", comentó Ricardo García, quien también se encarga de procurar el orden.

Cada joven se va a las ropas usadas a escoger su vestimenta, en su mayoría ataviada de licras, falsas y camisetas mangas largas.

"Seguimos el legado de nuestro compañero, yo participo por primera vez como Judas, de que es una tradición algo ruda pero no es impedimento sobre todo porque cad uno de nosotros participando hacemos que esta tradición se mantenga", dijo la joven Amalia Herrera.

 

judios

judios

judios

judios

judios

judios

judios

judios

judios

judios

judios

judios

judios

judios

judios