La Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo, informó que Zoyla Emilia Vargas Castillo, de 31 años, quien fue envenenada por su expareja con pastillas para curar frijoles, ha experimentado una mejoría.

Rosario dijo que “fue desconectada del ventilador y se encuentra con signos vitales normales, los riñones funcionando eficazmente, consciente y conversando”.

“Damos gracias a Dios por la recuperación de Zoyla Emilia Vargas Castillo, de 31 años. La Ministra de Salud estuvo el domingo con la familia, celebramos su recuperación y esperamos que se mantenga bien”, señaló.

“Esto no quiere decir que el señor que intentó asesinarla no sea culpable de intento de asesinato”, afirmó.