Llega la temporada de vacaciones y disfrutar en familia de los destinos turisticos del pais es una buena alternativa, sin embargo, nunca está de más tomar las medidas de prevención para evitar accidentes en las vias.

Una de las más importantes recomendaciones a seguir es la inspección mecánica y eléctrica del vehículo. Mario Selva, encargado del taller Tecnodiagnóstico afirma que la buena condición del automotor garantiza la seguridad de las familias, por ello la importancia de revisar las luces, el motor y las llantas.

Para hacer las giras de verano, lo primero que se debe de inspeccionar en el vehículo es el radiador, el líquido de los frenos y todos los niveles del motor, así como las bandas, las que deben estar en óptimas condiciones, así como el hidráulico y la batería, lo cual va a evitar fallas en el motor y sistema eléctrico”, refirió.

En caso que el vehículo emita algún sonido extraño, lo más recomendable es acudir al taller de mecánica de su elección para que los expertos determinen el estado del vehículo. La condición de las llantas es fundamental, tomando en cuenta que son el soporte de la unidad.

Las llantas siempre deben tener las tuercas socadas, la cantidad de aire requerida no menos, ni más de 35 libras y que el grabado de la llanta no esté tostado pues si el mismo no tiene las condiciones adecuadas podría generar un estallido y si el vehículo circula a altas velocidades podría ocasionar un accidente fatal”, expresó Selva.

En cuanto al sistema eléctrico, las luces no deben fallar, sobre todo si el conductor circula en horas en la noche por las calles, carreteras y avenidas principales.

Siempre debemos tomar en cuenta el buen estado de las luces, las altas, las bajas, las luces de freno, pide vías y de parqueo, para lo cual hay que revisar la condición de los fusibles para que el sistema eléctrico tenga un buen funcionamiento. Recordemos que, al ser cuidadosos con nuestros vehículos, estamos garantizando la vida de nosotros y de nuestras familias”, subrayó.