A pocos días de iniciar la Semana Santa, Monseñor René Sándigo, Obispo de la Diócesis de Juigalpa, brindó su mensaje a las familias nicaragüenses, destacando que previo a ese momento tan importante para la Iglesia Católica, se han vivido muchas manifestaciones de piedad como el Vía Crucis y la conformación de misiones en las que se lleva a cabo el intercambio entre las parroquias.

“Nuestros misioneros están haciendo visitas casa a casa, fomentando el cariño, el amor y la devoción de nuestro señor Jesucristo a través de la Santa Misa y de la liturgia, mismas que nos llaman al cambio, la conversión y el acercamiento, ayudándonos de cara a vivir la hermosa experiencia como lo es la Semana Santa, que a su vez forma parte de nuestra identidad como pueblo”, refirió.

El religioso reconoció la fe y respeto de los nicaragüenses para con las actividades propias de Cuaresma y Semana Santa, en la que toda la familia se involucra para honrar y reconocer a Jesucristo como el único señor y salvador del mundo.

“Qué bonito es ver a nuestro pueblo preparándose grandemente para estas fechas elaborando alimentos tradicionales, promoviendo la comida cuaresmal en ferias. Considero que esta es una preparación previa y muy bonita para la fiesta cuaresmal”, dijo.

Así mismo, Sándigo instó al pueblo a vivir este periodo en familia y siempre bajo la protección de Dios, cumpliendo con las obligaciones religiosas.

“Hacemos un llamado a la población para que vivamos los días santos de manera moderada, que cumplamos con nuestros compromisos religiosos y luego si vamos a compartir en familia, lo hagamos con prudencia y aprovechemos los días de vacaciones para estar en casa, distrayéndose con la familia sin excesos ni abusos”, manifestó.

“Ojalá que este año la semana mayor la asumamos con mucha responsabilidad y seriedad y de esa manera al final tengamos más gozos que sufrimientos y sobre todo porque tenemos por dentro el gozo de vivir la muerte y resurrección de Dios en nuestras vidas”, subrayó.