Las enseñanzas de amor, cristiandad, de paz y reconciliación que profesó a lo largo de sus 74 años el padre franciscano Odorico D'Andrea vive profundamente en el corazón del pueblo nicaragüense, que llegó a San Rafael del Norte de todos los rincones del país, para conmemorar el 28 aniversario de su regreso a la Casa del Padre.

En el campo de la Divina Providencia en San Rafael del Norte, se realizó una multitudinaria eucarístia, presidida por Monseñor Rolando Álvarez, obispo de la Diocesis de Matagalpa, quien resaltó la vida del Siervo de Dios, y cómo su trabajo pastoral en las montañas del norte de Nicaragua, ayudó a la paz y la reconciliación de las familias.

Manifestó que los nicaragüenses aman la paz y no quieren volver a la guerra, algo por que Odorico trabajó intensamente en sus últimos años de vida. La múltitud presente pidió a una sola voz al Santo Papa Francisco la beatificación del Siervo de Dios.

La misa inició a las 11 de la mañana, luego que los miles de peregrinos visitaron el Santuario de Tepeyac, para orar frente a la tumba del padre Odorico, así como conocer el museo donde se encuentran las reliquias del fray italiano.

A lo largo de toda la mañana continúo la llegada de miles de personas a este municipio, sin embargo, otros lo habían hecho desde el viernes y el sábado para conmemorar esta importante fecha.

Hizo presencia la agrupación cristiana Jesed, cuyos integrantes resaltaron la vida y legado del sacerdote franciscano, que como sus enseñanzas calaron en toda la familia y principalmente entre la juventud.

odorico

odorico

odorico

odorico

odorico

odorico

odorico

odorico

odorico

odorico