Una mujer ha resultado muerta tras ser tiroteada por un agresor en el centro comercial The Oaks Mall de la ciudad estadounidense de Thousand Oaks (California).

Las autoridades han confirmado que tras matar a la víctima, que trabajaba en una de las tiendas, el hombre trató de suicidarse con la misma arma, pero solo se causó daños graves y, tras llegar la Policía al lugar de los hechos, ha sido hospitalizado.

Los agentes de la ley han encontrado el arma en el lugar del incidente.