La llamada "Ley de Nacimiento Humanizado", propuesta por los diputados del PLC, no tuvo el respaldo de los miembros de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, afirmó el Presidente de este Poder del Estado, doctor Gustavo Porras.

Esta iniciativa de ley recibió el rechazo y la crítica de todo el sector médico y de diferentes gremios de la salud del país.

Porras manifestó que la propuesta no será presentada al plenario, ni tampoco será remitida a la Comisión de Salud.

La propuesta del PLC incluía reformas a la Ley 779 y al Código Penal, pero también estas no serán debatidas por los legisladores.

"Esta es una ley que ha creado inestabilidad y una sensación de amenaza a los médicos y a los trabajadores de la salud. Lo que nosotros queremos es que haya tranquilidad y la Junta Directiva ha discutido a fondo esta situación y ha decidido no darle pase y rechazar esta ley, no pasarla a la orden del día y ahí se acaba la amenaza que sentían los médicos, las enfermeras, las auxiliares, los técnicos de la salud, frente a una iniciativa que lo que prometía era tres años de cárcel a decisiones médicas que solo le corresponden tomar a lo que técnicamente están ahí y a la familia en conjunto, porque ahora es con consentimiento informado”, dijo Porras.

Destacó que los legisladores que conforman la junta directiva de la Asamblea Nacional, consideraron que ningún médico podría tomar el mejor procedimiento, teniendo como amenaza una ley como la propuesta por el PLC.

Para el gremio médico, la iniciativa es maliciosa y no contribuye al proceso de mejora en la calidad de la atención que se busca en el Sistema de Salud del país.

“Queremos informarle a las asociaciones médicas que vinieron ayer, a los trabajadores de la salud, que la Junta Directiva ha decidido rechazar esa iniciativa de ley, no pasará a comisión, ni siquiera entrará al orden del día, esa es la posición oficial y que todo el mundo esté tranquilo”, mencionó el Presidente de la Asamblea Nacional.

Desde el año 2010, el MINSA cuenta con una normativa que regula la práctica de los galenos, aplicando medidas administrativas tanto en el sector público como el privado.