Todo empezó con el gusto y pasión por las matemáticas, aun siendo una niña que cursaba la Primaria, más el apoyo incondicional de sus padres que nunca la limitaron en la toma de decisiones y sus preferencias. Esas fueron las bases para que hoy Nicaragua cuente con la única mujer emprendedora que lidera una empresa en innovación tecnológica con trascendencia internacional.

Cursando los estudios secundarios, siempre se destacó en las matemáticas e incluso participó en las Olimpiadas. Estando en Quinto Año fue seleccionada para representar a Nicaragua en la XII Olimpiada Iberoamericana de Matemáticas efectuada en Guadalajara, México, evento que le ayudó mucho para tener una amplia visión internacional del alcance de lo mucho que se puede hacer.

Ella es Tania Barreda, una ocotaleña de 36 años, graduada en Ingeniería Industrial y Directora Ejecutiva de Cronos, una empresa nicaragüense dedicada al desarrollo y creación de tecnologías.

El amplio alcance de la carrera y su fortaleza en control de calidad y procesos, le ha permitido desempeñarse eficazmente a nivel profesional.

“La vida a mí me llevó a las telecomunicaciones, aprendí, me encantan las telecomunicaciones”, nos dice.

Algo que ella menciona es importante y permanente en su vida, es el interés que tiene por querer saber y conocer siempre, por lo que está en constante investigación y todos los días aprende algo nuevo, “yo soy súper curiosa”, señala.

No en vano esa cualidad en Tania, de ir más allá y no quedarse solo con lo que le dicen, ha surtido efecto a nivel profesional. “Eso me ha ayudado mucho en esta industria porque es de innovación, en esto lo que sabemos hoy, mañana cambia, pasado mañana vuelve a cambiar, entonces es súper importante que nos mantengamos constantemente actualizados”, agrega.

En el ámbito de las telecomunicaciones, Barreda tuvo la oportunidad de encontrarse y conocer a gente que sabía muchísimo laborando para empresas de telecomunicaciones.

En 2011 se decide a emprender con Cronos al ver la oportunidad en el país para crear una empresa de tecnología, pues no existía en ese momento algo similar, incluso en la actualidad hay muy pocas y que tengan trascendencia internacional.

“Nosotros diseñamos un servicio y lo implementamos hasta que se lanza al mercado. Tenemos todo el proceso científico de investigación y desarrollo, es decir, desde que se forma la idea del proyecto en sí y se lleva a cabo”, señala.

De esta manera se especializan en el desarrollo de sistemas que interactúen con el usuario para hacer una gestión, como redireccionar a una aplicación de mapa, registrar datos para armar, conectar sistemas, entre otros.

Una labor difícil

En un rubro dominado generalmente por hombres, crecer como profesional y luego dirigir y llevar al nivel que ha alcanzado Cronos, no ha sido una labor tan fácil para Tania.

Recuerda que su primera experiencia fue una pasantía en una empresa de telecomunicaciones y después de 3 meses que la dejaron pidió que fuera en el área de ingeniería, que es todo lo que tiene que ver con infraestructura y le dijeron que no, porque solo había oportunidad para hombres.

Después de un tiempo regresé a la empresa con nueva administración y era una mujer la Directora de Ingeniería. En ese sentido, Barreda indica que se ha venido cambiando la percepción de la mujer para ocupar espacios que solo han sido llenados por hombres.

“Tenemos más espacios ahora (…). He conocido hombres machistas y que sufren del éxito de una mujer, pero, también he tenido aliados hombres y mujeres que me han apoyado”, menciona.

A la vez, no ha permitido que la hagan sentir de menos por ser mujer. Aunque en ocasiones ha topado con personas que quieran hacerlo, también es lo suficiente fuerte para enfrentarlos y confrontarlos profesionalmente.

Más oportunidades

Barreda expresa que como mujer siente que tuvo igual acceso para su formación y le favorecen sus competencias matemáticas, lo que le abre las puertas de una manera diferente que a la mayor parte de las mujeres.

Cuando estudiaba eran varias mujeres en la carrera, pero la diferencia se observaba en los profesores que impartían la enseñanza quienes eran mayoritariamente hombres.

Sin embargo, en el aspecto profesional ha ido aumentando el número de espacios ocupados por mujeres, que eran reservados exclusivamente para los varones. No obstante, el avance es muy poco.

“La mayor parte de las empresas que conozco en este rubro son manejadas por hombres, incluso en el país, las pocas que hay son de hombres y las que conozco en otros países también son de varones”, expresa Barreda.

Como mujer al frente de una empresa que proyecta a Nicaragua a nivel internacional, dijo sentirse muy contenta, porque “no pensé en eso cuando empecé, pero estoy feliz de haberlo podido hacer y de ser mujer, y demostrar que sí podemos”.

De su casa al mundo

Tania recuerda que empezó solita en su casa de habitación y hoy cuenta con 17 colaboradores, de los cuales algunos se ubican en Guatemala, Honduras, El Salvador y Uruguay.

“En Cronos hay bastantes mujeres en posiciones importantes y trato que la selección es por capacidades y no por género”, revela.

Dice sentirse súper orgullosa de Cronos porque han logrado ocupar lugares importantes a nivel regional principalmente, y hay trabajos de intercambio importantes con Uruguay, Argentina y otros países.

Asimismo, con Cronos apuesta a ser el proveedor y aliado de negocios tecnológicos de vanguardia en la región, pues ya han participado en licitaciones con otros proveedores, incluso de América del Sur y han ganado proyectos importantes.

A nivel internacional es una empresa que proyecta calidad, innovación y mejora en experiencia de usuarios, lo que le ha llevado a trabajar con clientes de transporte, telefonía m&oacu