La partida física del Dr. Silvio Conrado Gómez, Director por Nicaragua ante el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), es una gran pérdida para el país, así lo expresaron las personalidades que asisten este sábado a sus honras fúnebres.

En la vela que se realiza este sábado en la capilla Sierras de Paz, están presentes familiares, amigos y diversas personalidades de las instituciones del Gobierno de Nicaragua y empresa privada.

En sus palabras, Víctor Urcuyo, Superintendente de Bancos, destacó de Silvio su profesionalismo y amplio conocimiento en la economía.

Fue "un hombre con una gran capacidad profesional, con un gran conocimiento en la economía y sobre todo un gran amigo. Una persona que manejaba muy bien su relación con BCIE en beneficio del desarrollo de Nicaragua", expresó Urcuyo.

Por su parte, Leonardo Torres, de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística (CANTUR), lamentó el fallecimiento de  Conrado.

"Silvio fue un gran aliado de Nicaragua y de las Mipymes. Siempre pendiente para que los fondos vinieran al país  y se desarrollaran proyectos y es por eso que es una gran pérdida para todos", dijo Torres.

Como miembro del directorio del BCIE, Conrado impulsó el desarrollo de Nicaragua por medio del acceso a financimientos para proyectos sociales, económicos y de infraestructura ejecutados por el Gobierno de Nicaragua.

Aportó a la estabilidad económica de Nicaragua

A la vela también asistió el delegado presidencial para las inversiones, General (r) Álvaro Baltodano, quién señaló que Conrado fue un hombre que aportó a la estabilidad económica  y macroeconómica con la que goza el país.

"Estabilidad económica que reconocen los organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, y Banco Interamericano de Desarrollo y las calificadoras de riesgos que evalúan esta economía con el B+ y estabilidad", apuntó.

Dijo que "además de ser un gran amigo, es una persona que ha jugado un papel importante en toda la formulación de políticas económicas al lado del Comandante Daniel Ortega".

Baltodano describió a Conrado  como un amigo sandinista, compañero de trabajo y buen asesor, que siempre daba buenos criterios.