El presidente de EE UU, Donald Trump, ha mostado sus condolencias en la red social Twitter poco después de que un joven de 19 años, Nikolas Cruz, perpetrara la tercera mayor matanza en un instituto público, donde han perecido 17 personas. En su tuit enviaba añadía que "ningún niño, profesor, ni nadie debería sentirse inseguro en una escuela estadounidense".

El supuesto autor de la masacre ha sido identificado como Nikolas Cruz, un joven de 19 años que había sido expulsado del centro educativo. Además de las víctimas mortales hay otra quincena de heridos, algunos de ellos muy graves.

También la primera dama de EE UU, Melania Trump tuiteaba que su corazón está en Florida y sus oraciones con las víctimas.