Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo Brenes, realizó la santa eucaristía del Miércoles de Ceniza en la Catedral de Managua recordando que inicia un tiempo hermoso que se caracteriza por la oración, el ayuno y las buenas obras.

"Es tiempo de reconciliarnos con nosotros mismos, aceptar aquello en lo que hemos fallado, pero también acercarnos a nuestros hermanos", manifestó el Cardenal Brenes.

Reafirmó tras la lectura bíblica que "este tiempo de Cuaresma es una invitación hermosa del Señor. Nos invita a que no desistamos. Él siempre nos espera con los brazos abiertos".

cardenal

cardenal

Recordó que Cristo es manifestación del Amor del Padre y que ha venido para que los cristianos tengan vida y abundancia.

"Un tiempo que nos invita acercarnos para pedir perdón, ¿cómo prepararnos? el Evangelio nos marca las pautas con la oración, el ayuno y las buenas obras".

"Ahí encontraríamos la fortaleza para iniciar el camino, y qué hermoso que después de orar, ayunar y hacer buenas obras nos sintamos fuertes para iniciar el camino ante el Señor".

cardenal

Finalizó expresando que el tiempo de Cuaresma es tiempo de conversión, cambio y reconciliación en el cual todos nosotros experimentamos la misericordia del Señor.

"Cuarenta días para celebrar el gran acontecimientos de la pascua, cuarenta días caminar en el desierto para esperar la venida del Señor".

cardenal

cardenal

cardenal

cardenal

cardenal

cardenal

cardenal

cardenal

cardenal

cardenal

cardenal

cardenal

cardenal

cardenal

cardenal

cardenal

cardenal

cardenal

cardenal