El ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Jean-Baptiste Lemoyne, declaró la semana pasada ante el Parlamento francés que si EE.UU. abandonaba el Acuerdo de París sobre el cambio climático, su país se opondría a un importante tratado comercial con Washington, informa la revista Forbes.

"Una de nuestras principales demandas es que cualquier país que firme un acuerdo comercial con la UE implemente el Acuerdo de París" afirmó Lemoyne, y sentenció: "si no hay Acuerdo de París, no hay acuerdo comercial. Los Estados Unidos saben qué esperar."

Francia ha sido el país europeo más escéptico con la firma de la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés) y, por otro lado, desde la llegada de la Administración de Donald Trump, EE.UU. ha denunciado un "trato injusto" en lo estipulado en del Acuerdo de París.