Las fuertes nevadas caídas este lunes en España han dejado un saldo de setenta vuelos cancelados en el aeropuerto de Madrid, así como el cierre de varias líneas de tren y unas 30 carreteras, además de dejar a cerca de 40.000 alumnos sin clases en diversas regiones.

El país amaneció completamente vestido de blanco, con enormes bancos de nieve acumulados en los campos, calles y frente a las viviendas.