El creador bendijo a Chontales con educadores y estudiantes de mente tan fértil como sus tierras. Es precisamente una educadora el personaje que llena de más orgullo a los chontaleños.

Josefa Toledo fue poetisa, escritora, feminista, periodista, sindicalista y, sobre todo, maestra de muchos hombres y mujeres que enorgullecerían a la patria. Incluso fue a ella a quien se elegiría en primera instancia para recibir a Rubén Darío a su regreso al país.

josefa-toledo

Poco tiempo para reconocer sus logros

Durante sus 90 años tuvo el tiempo suficiente para destacar con sus logros, pero pocos como para reconocerlos, según comenta el profesor Erwing de Castilla Urbina, alcalde de Juigalpa, cabecera departamental de Chontales.

De Castilla explica que la carrera de Toledo fue distinguida con el título de Mujer de las Américas, honor que fue concedido a grandes mujeres latinoamericanas como la poetisa chilena Gabriela Mistral, la uruguaya Juana de Ibarbourou, entre otras mujeres distinguidas en el continente.

“El más fuerte legado que nosotros recogemos de la Chepita, que el poeta Guillermo Rothschuh canta, que Gregorio Aguilar Barea recoge y perfila en el museo, en el Zoológico; es la chontaleñita, el orgullo de ser chontaleña, la actitud de ser chontaleña. La actitud del centauro chontaleño, la actitud del ganadero chontaleño, el paisaje de los chontaleños, que nosotros, eso es lo que nos llena de orgullo de ser nicaragüense, de ser chontaleño y en lo particular mío, de ser juigalpino”, expone.

josefa-toledo

Una guía intelectual para su pueblo

La niña chepita, como la recuerdan aquellos que hoy guardan memorias de su personalidad y genialidad, sirvió sin duda como guía intelectual e inspiración para su pueblo.

Ejemplo de esto es el aún vigente Clan Intelectual de Chontales, fundado a 10 años de la partida física de Toledo y desde de donde se recogerían y asumirían las actitudes vanguardistas de la maestra.

Su fundador y miembro más longevo, el también maestro Guillermo Rothschuh Tablada, rememora con gran satisfacción el honor que aún siendo estudiante sentía por esta gran mujer de brillo particular.

“La niña Chepita hizo escuela, hizo escuela… tanto que… ella salió de aquí a caballo a Puerto Díaz y de Puerto Díaz a Granada. En Granada fue educadora. Ella era una mujer muy sensible y cuando daba sus entrevistas lo hacía con una voz queda, una voz baja, era muy chontaleña”, destaca Rothschuh Tablada sobre la chontaleña que le causa gran admiración.

josefa-toledo

Reconocimiento al empeño

El Obispo de la Diócesis de Chontales y Río San Juan, Sócrates René Sándigo, valora altamente positiva la elección del lanzamiento del año escolar como un reconocimiento al empeño puesto por el departamento entero en el fortalecimiento del ámbito educativo.

Destaca además el honor de contar con varios de los mejores educadores y estudiantes durante los últimos años.

“Lo cual quiere decir que se está haciendo un trabajo hermoso en el ámbito público pero también en el ámbito privado”, asegura, considerando que la iniciativa también debe servir como motivación para todos los nicaragüenses a tomar en serio el hermoso proyecto de la educación.

josefa-toledo

Los frutos de su vocación

Toledo esparció el entusiasmo y la vocación por la educación con tanta fuerza que hoy destacar académicamente en Juigalpa es una aspiración común entre estudiantes y maestros.

Fueron hasta la fecha 15 años los que dedicó el Doctor Jairo José Flores Morales, con gran interés a sumergirse en el mundo de los números, pero también por llevar a la comunidad el amor a las matemáticas.

“Desde el primer momento que pisé la escuela normal Gregorio Aguilar Barea, nació ese gran amor por la docencia y considero que ese ha sido un gran reto en la docencia y gracias a Dios, producto de ese gran reto, el año pasado salí favorecido como mejor docente de toda la UNAN-Managua”, explica el académico que ha desarrollado junto con un grupo de colegas un manual de una nueva didáctica matemática para promover el amor a la materia.

Es precisamente la perseverancia y el empeño que llevó a Aurcelly Emperatriz Raudez, la mejor estudiante 2017, a superar todas las fases del concurso en el que sería electa.

josefa-toledo

“Sí se puede. Todos somos inteligentes y capaces de llegar a la meta que nos propongamos. Todos con esfuerzo, dedicación, trabajo y que se dediquen y luchen por sus sueños”, asegura.

Estas cualidades son precisamente las que rescata el responsable de los últimos años de dar al departamento con ríos de leche y piedras de cuajada, también los mejores promedios académicos.

Es el profesor Iván Suárez, que no ostenta ningún reconocimiento pero es quien luego de horas laborales y de clases, entrena a estos talentos.

“Nosotros nos damos cuenta cuando medimos la calidad de los muchachos que todos son talentos. El problema es que ese talento está estático allí y no se lo han desarrollado (…) se necesita mucha exigencia y mucha disciplina y después de eso las ganas de querer triunfar”, asegura.

De acuerdo a las autoridades locales del municipio, las condiciones humanas y logísticas para dar por recibido el año lectivo en esta tierra de educadores están completamente listas y dispuestas de asumir el reto de continuar sembrando la materia prima con la que será posible seguir transformando al país.

josefa-toledo

josefa-toledo

josefa-toledo

josefa-toledo

josefa-toledo

josefa-toledo

josefa-toledo

josefa-toledo

josefa-toledo

josefa-toledo