El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, declaró este sábado estado de excepción en San Lorenzo y Eloy Alfaro, tras la explosión de un artefacto registrada en la parte posterior de un edificio policial en la provincia de Esmeraldas.

Según Moreno, la explosión que dejó 28 heridos "es un acto terrorista ligado a bandas de narcotraficantes que han sido golpeadas por las fuerzas de seguridad del Estado ecuatoriano".

El estallido del artefacto no dejó víctimas mortales, pero sí heridas leves a policías, civiles y daños en infraestructuras.

La Cancillería de Ecuador emitió un comunicado en el que expresó su "más enérgica condena al atentado perpetrado contra la Policía Nacional".