La célula de terroristas del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) que atacó la Rambla de Barcelona tenía en la mira otro gran objetivo: la icónica Torre Eiffel de París.

Esa información se desprende de un informe realizado por los investigadores Fernando Reinares y Carola García-Calvo, del think tank Combating Terrorism Center (CTC), que se basó en entrevistas a colegas y documentos judiciales, consigna Times of Israel.

La investigación reveló que los terroristas de Barcelona habían viajado previamente a París, por motivos que aún no han sido dilucidados. Allí, compraron una cámara y filmaron la torre.

Como medida preventiva, las autoridades francesas montaron una suerte de vallado de vidrio alrededor del monumento ante las constantes amenazas terroristas.