Tras el taque continuado en el lujoso hotel Interncontinental de Kabul, se han registrado 18 personas fallecidas, entre las que se encuentran al menos 14 extranjeros, de acuerdo con el reporte de las autoridades afganas.

Según reveló la fuente, 11 de los 14 extranjeros eran empleados de una aerolínea privada afgana (KamAir); mientras que entre los heridos se reportaron diez ciudadanos, incluidos seis oficiales de seguridad y cuatro civiles.

El atentando finalizó en la mañana de este domingo, después de 12 horas de enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad afganas y los atacantes talibanes, quienes reivindicaron el asalto.

El ataque ha terminado completamente después de que todos los atacantes fuesen eliminados", explicó el portavoz del Ministerio de Interior, Nasrat Rahimi.

Hombres armados irrumpieron en el hotel cerca de las 21:00 hora local (1:00 a.m. GMT) del sábado y en la mañana del domingo la situación aún no había sido controlada por completo.

Fuertes explosiones y tiroteos se escucharon durante toda la noche por enfrentamientos entre los atacantes y las fuerzas especiales, incluida la Unidad de Respuesta a Crisis, que intentaban terminar el asedio.