Durante las últimas 12 horas se han registrado alrededor de 110 sismos muy pequeños debajo del volcán San Cristóbal, los cuales están asociados al movimiento de magma y gases dentro del volcán.

Existe la posibilidad de que esta actividad sísmica de lugar a explosiones de ceniza y gases.

La Amplitud Sísmica en Tiempo Real (RSAM) se encuentra en valores relativamente bajos de entre 40 y 90 unidades y la emisión de gases está en su estado habitual.

Este tipo de actividad es completamente normal en un volcán activo como el San Cristóbal y hasta el momento no representa mayor peligro para la población.

Los Volcanes Telica, Momotombo, Concepción, Cerro Negro Y Masaya se mantienen en estado de calma relativa.

INETER continúa vigilando permanentemente la actividad volcánica de nuestro país.