La Administración estadounidense entró en el primer cierre desde octubre de 2013 tras no reunir los votos demócratas suficientes en el Senado para aprobar la ley de financiamiento provisional hasta el 16 de febrero.

En octubre de 2013, 800.000 empleados públicos fueron licenciados sin remuneración por 16 días.

La ley de presupuesto anterior caducó a la medianoche hora de Washington (5H00 GMT del sábado).

El cierre coincide con el primer aniversario del presidente norteamericano Donald Trump.

Por su parte, la Casa Blanca advirtió, en medio del cierre parcial, que no negociará con los demócratas el estatus de los "dreamers" o "soñadores" para lograr nuevos fondos.