Miembros de la Conferencia Episcopal, encabezada por su Eminencia, Cardenal Leopoldo Brenes, así como el Nuncio Apostólico Fortunatus Nwachukwu, junto a autoridades de Gobierno, participaron en el acto de inauguración de la nueva Diócesis en Siuna.

En la misma actividad, asumió la nueva Diócesis, su Excelencia Monseñor David Albin Zywiec, como Obispo titular,  acontecimiento importante para la Iglesia Católica de Nicaragua.

Al iniciar la celebración eucarística, el Nuncio Apostólico presentó al nuevo Obispo ante la comunidad y el resto de servidores religiosos.

"Les presento a quien desde ahora presidirá las celebraciones de esta Diócesis como Obispo de la iglesia particular de Siuna, el excelentísimo y reverendísimo Monseñor David Albin Zywiec", expresó.

Su Eminencia Cardenal Brenes destacó que el acto religioso es un hecho histórico en el que se demuestra el interés del Papa Francisco por Nicaragua.

"Tenemos que ver el cariño del Santo Padre sobre Nicaragua, así como en 1913 el Papa San Pio X se fijó en Nicaragua, en vez de una Diócesis como es la de León, creó tres en Managua,  Granada y el Vicariato en Siuna y nuevamente la cercanía del Papa Francisco se ve en Nicaragua con dos nuevas Diócesis la de Bluefields y la de Siuna", expresó

Brenes destacó que después de 103 años desaparece el Vicariato Apostólico de Bluefields,  para convertirse en dos Diócesis, con las que se suman nueve y una Arquidiócesis.

"Es un momento muy importante para la historia de la iglesia en Nicaragua y marca toda la historia del país. Lo importante no son los templos físicos los que con los años se van construyendo con el apoyo del pueblo, estoy seguro que en unos años vamos a regresar para la inauguración de la Catedral de esta Diócesis", expresó.

Luego de la entrega del báculo por parte del Cardenal Brenes al Obispo David Albin Zywiec, este último procedió a oficiar su primera eucaristía como autoridad religiosa de Siuna, momento en el que destacó que desde su nueva responsabilidad trabajará de la mano con las autoridades locales a fin de impulsar el desarrollo humano y sostenible de las familias.

Estamos iniciando una nueva época, una nueva historia para la iglesia con la creación de la Diócesis de Siuna, lo cual es un gran don de Dios y que es posible gracias al apoyo del Nuncio. Tenemos muchos sueños para esta Diócesis y sabemos que el Espíritu Santo va ir actuando en cada uno de nosotros para que seamos Sacramento de su presencia y con nuestra fe y amor podamos sentir su presencia”, dijo.

 El Obispo destacó los avances que gracias al Gobierno son notorios en el Caribe Norte, los que permiten el desarrollo no solo de las comunidades sino de las familias humildes y trabajadoras.

El desarrollo humano sostenible lo vemos en la carretera que está avanzando desde Muy Muy hasta Siuna, así como la instalación de líneas eléctricas, signos de esperanza que nos permiten ese desarrollo  y esperamos que se mantenga para otras generaciones. La iglesia y el Gobierno estamos trabajando unidos como dos manos, trabajando por el bien común y esperamos trabajar para el desarrollo”, subrayó.

Por su parte, el compañero Carlos Alemán, Secretario Político Regional refirió que desde el Gobierno Central y local, se continuará trabajando junto a la iglesia, a fin de seguir construyendo una Nicaragua más Cristiana.

La iglesia católica se está ajustando a la realidad del Caribe al tener nuestra propia sede en el Caribe Norte, es importante saber que el nuevo Obispo trabajará en la articulación de las comunidades junto al modelo de nuestro Gobierno, quien ha vendido desarrollando importantes obras de infraestructura, el religioso nos insta a seguir trabajando juntos y es como plantea el Comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo de ir articulando esfuerzos para el desarrollo de nuestras familias”, dijo.

Alemán añadió que se trabajará junto a la iglesia para la construcción de la nueva Catedral y así hacer realidad ese sueño de todos los siuneños.