El Gobierno británico ha rechazado la petición de Ecuador para otorgar al australiano Julian Assange, fundador de WikiLeaks, un estatus diplomático que le permita abandonar la embajada ecuatoriana en Londres, donde lleva más de cinco años refugiado.

Varios medios británicos, en sus ediciones digitales, desvelan que el ministerio de Exteriores británico ha negado dicha posibilidad y ha recordado a Quito que la única solución al caso es que Assange se entregue a la justicia.

The Guardian cita una fuente del Foreign Office que afirma que "el gobierno de Ecuador solicitó recientemente el estatus diplomático para Assange", pero añade que "el Reino Unido no otorgó esa solicitud, ni estamos en conversaciones con Ecuador sobre este asunto".

Agrega, según The Guardian, que "Ecuador sabe que la forma de resolver este problema es que Julian Assange abandone la embajada para hacer frente a la justicia".