Con mucho fervor cristiano los diriambinos participaron en la bajada de la imagen de San Sebastián, para luego hacer un recorrido por las principales calles de la ciudad y así dar inicio a la celebración de las fiestas patronales.

Entre bailes del toro huaco, música filarmonica, globos, papelillos, pólvora  y aplausos la imagen salió de la Basílica Menor acompañado de centenares de devotos.

El párroco de la Basílica, Orlando Mendoza, mencionó que este es el inicio de más fiestas en honor a San Sebastián, donde el pueblo diriambino y sus devotos participan demostrando su fe.

diriamba

"Este año pedimos por las familias y deseamos fortaleza espiritual a nuestros creyentes que cada año ofrecen comida y Rosario, y hacen penitencia", expresó Mendoza.

En la procesion, junto a San Sebastián también le acompañaron  las imágenes de San José y la Virgen María, así como decenas de promesantes que usan el  vestuario del  tradicional toro huaco y danzan su música.

Una de ellas es Scarlett Santizo, quien lleva tres años de participar en la procesión bailando el toro huaco con motivo de pagar una promesa por salud.

diriamba

"Continuaré con esta tradición hasta que Dios me preste vida. Siempre lo acompaño en todas las festividades", dijo la promesante.

"Para nosotros es una tradición y más para las personas que pagamos promesas al Santo", indicó Armando Mendieta.

Tras concluir el recorrido por las calles, la imagen de San Sebastián retornó a la Basílica Menor.

Las fiestas patronales de San Sebastián comprenden el periodo del 17 al 20 de enero.

diriamba

diriamba

diriamba

diriamba

diriamba

diriamba

diriamba

diriamba

diriamba

diriamba

diriamba

diriamba

diriamba

diriamba

diriamba

diriamba

diriamba

diriamba

diriamba