Treinta y dos personas se encontraban desaparecidas este domingo después de que colisionaran en el mar de China Oriental un carguero y un buque petrolero, que se incendió tras el accidente, según las autoridades chinas, que trataban de contener las filtraciones de hidrocarburos.

Tras la colisión, que se produjo el sábado hacia las 20H00 (12H00 GMT), el buque, que transportaba 136.000 toneladas de hidrocarburos ligeros (condensados), “se incendió completamente”, indicó el ministerio de Transportes chino en un comunicado.