El líder norcoreano, Kim Jong-un, pronunció un discurso a la nación en el que ordenó crear todas las condiciones necesarias para mejorar las relaciones con Corea del Sur, informa la agencia KCNA.

"El jefe de Estado puso de relieve que nuestro país necesita adherirse firmemente a una política que permitiría hacer un gran avance en la asociación autosuficiente. No hay que recurrir al pasado y pensar en [los detalles específicos de las relaciones] con Seúl. En su lugar, es necesario mejorar los lazos entre el Norte y el Sur", reza la publicación de la agencia.

Pionyang afirma que ha llegado la hora de unir los esfuerzos del pueblo coreano para detener la escalada de tensión en la península. "No estamos hablando solo de la normalización de las relaciones intercoreanas, sino también de la reconciliación de la nación, su unificación voluntaria", indicó KCNA, que también lamentó que "la cooperación entre los pueblos del Norte y del Sur se ve obstaculizada por todo tipo de restricciones inapropiadas, así como de instrumentos legales y políticos".