El temporal de viento y nieve que azota gran parte de Estados Unidos ha obligado a cancelar más de 5,000 vuelos y dejado sin electricidad a más de 21,000 clientes. La sensación térmica este viernes en Nueva York puede ser de hasta -22ºF (-30ºC), alertó el alcalde Bill de Blasio.

Al menos 17 muertos, miles de vuelos cancelados, colapso del sistema eléctrico en cinco estados, marejadas y acumulación de nieve es lo que hasta ahora deja la 'bomba meteorológica' que azota a gran parte de Estados Unidos desde finales del año pasado. Pero después de la tormenta invernal vendría un período de frío intenso, advierten los meteorólogos.

La gran tormenta invernal que ascendió desde las Carolinas hacia Maine cubrió el jueves la costa atlántica de Estados Unidos de nieve y trajo consigo vientos que posiblemente provocarán una caída récord de la temperatura.

"Creemos que se romperán varios récords de baja temperatura", dijo el meteorólogo Dan Peterson, citado por la AP.

El servicio meteorológico pronostica récords de baja temperatura en 28 ciudades de Nueva Inglaterra, el este de Nueva York y los estados del Atlántico para el domingo por la madrugada.