La Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo, afirmó que estamos concluyendo un año muy exitoso y que entraremos al año del 39 aniversario de la Revolución Sandinista.

Estamos a un día de concluir el 2017 que gracias a Dios ha sido de mucha bendición, ha sido de mucho esfuerzo exitoso y ha sido de muchas victorias”, aseguró.

Rosario destacó que estos 39 años de revolución han sido de muchas luchas y empeños para salir adelante en Nicaragua.

Estamos entonces a pocas horas de concluir el año y nos convocamos como siempre a pensar mucho, a reflexionar, a inspirarnos y a pedirle a Dios, a pedirle que siga derramando sobre nuestra patria bendiciones, unidad, bendiciones, armonía, bendiciones, tranquilidad, seguridad, bendiciones, trabajo y paz, bendiciones, prosperidad. Pedirle mucho a Dios para que podamos seguir pensando y actuando con serenidad, gracia, inteligencia y valentía en esta Nicaragua de Fe, Familia y Comunidad”, enfatizó.

Recordó que los nicaragüenses son un pueblo de mucha vitalidad y laboriosidad, y que es de esa manera que va adelante, tal como lo ha hecho a lo largo de su historia.

Hemos podido conectar con las dificultades para enfrentarlas con valentía, y conectar con los éxitos para que no nos vuelvan vanos, vanidosos y para que la humildad sea en todo momento sabiduría y fortaleza, esa sabiduría, esa fortaleza que recibimos con gratitud del Dios de los pueblos, el Dios de todos y todos en esta Nicaragua donde tenemos tanto qué hacer, tanto por construir y tanto sentimiento profundamente positivo, tanta emoción positiva, tanto agradecimiento”, aseguró.

Rosario manifestó que la experiencia hace que el nicaragüense reconozca los caminos que nunca se han de volver a pisar.

Dijo que al finalizar el año en toda Nicaragua la energía vigorosa nos mantiene vigorosos e invocando a Dios siempre para que seamos cada vez más cristianos, socialistas y solidarios.

Qué Jesús nos de la fuerza para ver realizados nuestros sueños y anhelos a lo largo de este 2018, que juntos haremos de paz y más victorias, de trabajo, avances y bienestar para la familiar nicaragüense”, señaló destacando la importancia de seguir fortaleciendo el diálogo.

Buen año para todas las familias nicaragüenses, buenos caminos, y que todo lo que hagamos sea agradable ante los ojos de Dios nuestro Señor”, indicó.

Instó a pedir un año mejor, donde pueda entrar la fantasía, creatividad, innovación, fortaleza, espíritu del bien común y la generosidad a los hogares.

Amar al prójimo sea la premisa válida todos los días en esta Nicaragua de luz, vida y verdad, de amor, fe, de familia, de comunidad en el año 2018”, manifestó Rosario.