Como mínimo, 12 muertos, entre ellos un niño de un año de edad. Ése es el balance provisional del incendio que se ha producido en una vivienda del barrio neoyorkino del Bronx esta noche, en una zona de población de ingresos bajos, en gran parte inmigrante, situado muy cerca del famoso Zoo del Bronx.

Es el peor siniestro de este tipo que sufre la ciudad desde que el 25 de marzo de 1990 murieron 87 personas en el incendio de la discoteca Happy Land, también situada en el Bronx. En aquella ocasión, la mayoría de los muertos fueron inmigrantes hondureños.

Las circunstancias del siniestro permanecen sin esclarecer, aunque las autoridades ya han anunciado que no descartan más víctimas mortales, ya que hay cuatro personas en estado crítico.

La primera llamada a los servicios de emergencia se produjo a las 7 menos 9 minutos de la tarde, hora local, pero los 160 bomberos que trabajaron en la extinción del fuego no lograron tenerlo bajo control hasta las 10 de la noche.

Las tareas de rescate se complicaron por la ola de frío que vive gran parte de Estados Unidos. La temperatura en Nueva York era anoche de 11 grados bajo cero, pero la sensación térmica es de 17 bajo cero, debido al efecto combinado del viento y la humedad del mar y del río Hudson.