El presidente de Italia, Sergio Mattarella, anunció este jueves que disuelve el Parlamento tras el fin de su mandato, lo que abre la vía a la convocatoria de elecciones generales que se realizarán el 4 de marzo.

La decisión fue comunicada tras las reuniones que Mattarella mantuvo en el romano Palacio del Quirinal con el primer ministro, Paolo Gentiloni, y los presidentes de la Cámara de Diputados, Laura Boldrini, y del Senado, Pietro Grasso.

La fecha de las próximas legislativas se fijará en el consejo de ministros. Según la prensa italiana, los electores podrían ser convocados el domingo 4 de marzo.

El gobierno de Gentiloni es el tercero bajo el mandato del actual parlamento, elegido en febrero de 2013.