Un crucero fluvial chocó hoy contra el pilar de un puente sobre el río Rin, a la altura de la ciudad de Duisburgo, en el centro-oeste de Alemania, por lo que 30 personas resultaron heridas, cuatro de ellas de gravedad, confirmó la policía.

Sin embargo, los heridos graves no corren riesgo de perder la vida. La proa del barco resultó dañada al chocar contra el pilar del puente, por el que pasa una autopista.

A bordo del barco, llamado 'Swiss Crystal', viajaban 129 personas. Según informaciones recabadas, la mayoría de los pasajeros proceden de países del Benelux (Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo).
El barco estaba viajando en dirección a los Países Bajos. Una portavoz de la compañía naviera suiza Scylla, bajo cuya bandera viajaba el barco, no brindó por ahora informaciones sobre el accidente ni la ruta de la embarcación.

Otro barco de pasajeros acudió en su ayuda y subió a bordo a los 103 pasajeros y 26 tripulantes del 'Swiss Crystal'. Un portavoz policial dijo en Duisburgo que en vistas de la gran cantidad de personas que transportaba el crucero, dentro de todo el saldo no fue tan grave como podría haber sido.La autopista fue temporalmente cerrada.

Es poco probable que vuelva a abrirse a la circulación el miércoles, ya que primero hay que establecer si el puente se vio afectado. Varios barcos bombero acudieron al lugar y médicos de emergencias trataron a los heridos allí mismo.

El operador de turismo ofreció alrededor de una hora después del accidente un barco sustituto. Los afectados tuvieron la posibilidad de continuar viaje en esa embarcación, pasar la noche en un hotel o viajar de regreso a sus hogares.