Los niños en todas partes del país se han concentrado en los diversos parques de sus comunidades, para festejar la Navidad con las piñatas que el Gobierno Sandinista les ha llevado para su disfrute.

Los piñatas multicolores bajan y suben, mientras los pequeñines bailan e intentan quebrarlas, al ritmo de la contagiosa música de reguetón.

En el parque de Villa Venezuela no hubo lugar para los aburridos, ahí era pura diversión con las piñatas, con la música, los payasos y pinta caritas, que llegaron a compartir sus ocurrencias y bromas con los mimados de la Revolución Sandinista.

Igual ocurrió en el barrio Hilario Sánchez del Distrito IV, donde hubo piñatas en forma de estrellas, de campanas y de balones de fútbol.

Las sonrisas y alegrías de los niños era evidente en cada lugar que recorrimos, a pocas horas que Nicaragua celebre la Navidad en un ambiente de paz, seguridad ciudadana y tranquilidad.

"Traer las piñatas para los niños es muy bueno, eso quiere decir que nuestro presidente Daniel siempre tiene presente a los niños y nosotros también nos divertimos viendo reír a nuestros hijos", dijo la señora Carmen Mendoza.

Mientras una payasita del Movimiento Cultural Leonel Rugama, aseguró que para ellos es agradable sacar sonrisas a los pequeñines en los barrios.

"Es un orgullo estar aquí con los niños porque hay algunos que no conocen a los payasos, a mi me encanta participar en estas actividades recreativas", señaló Mariela Guerra.

"Estamos muy felices quebrando las piñatas que nos mandó el Presidente Daniel Ortega, hemos venido todos los chavalos de la cuadra", mencionó el niño Jacobo Pérez de 12 años.

En cada barrio capitalino se replicaron estas actividades recreativas, otro derecho que restituye el gobierno al pueblo nicaragüense.

piñatas

piñatas

piñatas

piñatas

piñatas

piñatas

piñatas

piñatas

piñatas

niños

niños

niños

niños

niños

niños

niños

niños