El tener dinero ahorrado, sin duda, nos saca de apuros en una situación de emergencia o bien para hacer la compra de algo que tanto deseamos. Hay diversas maneras de ahorrar, pero la que nunca falla es hacer uso de la tradicional alcancía.

El hábito del ahorro debe fomentarse en los más pequeños, es por eso, que en esta ocasión, les presentaré las alcancías personalizadas que ofrece el Taller de Nais, un bonito y llamativo obsequio que incentiva al ahorro, una meta a proponer en este 2018.

Con tres años de estar en el mercado de manualidades y montajes de eventos, Taller de Nais, ubicado en km13 ½ Carretera Nueva a León, en residencial Guardabarranco, casa B12-2, nace como un sueño de Namidia  Espinoza y su esposo, como parte del deseo de mantener una independencia económica.

En las piñatas además de ofrecer el servicio de decoración de eventos, ofrecemos la elaboración de alcancías, como parte de los paquetes que se entregan en esas fiestas infantiles”, expresó Namidia Espinoza.

Una vez que se personaliza la alcancía, estas  son empacadas en celofán y se le pone una etiqueta con el nombre del cumpleañero.

Me encanta saber que además de hacer algo que me gusta, estoy colaborando en dar un regalo con valores, ya que promueve el ahorro en los más pequeños”, dijo.

Mano de obra nica

Comentó que la pintura que utiliza para personalizar las alcancías de chanchito, es acrílica, lo que permite un secado más rápido, textura, además de diversidad de colores.

Además de utilizar una pintura de calidad, lo que me gusta es que apoyamos a los emprendedores nicaragüenses, es un respaldo mutuo”, añadió.

Namidia comentó que también apoyan a empresas que brindan charlas dirigidas a los niños y niñas en la promoción del ahorro.

Su amor a la pintura

Además de trabajar como maestra de Preescolar, en donde desarrollaba actividades que tienen que ver con pinturas y de manualidades, así como su labor en una ONG en un trabajo con niños, afirmó que su pasión por la  pintura la lleva en la sangre, ya que su tío se dedica a este arte.

Pero ese amor a la pintura lo comienza a ejercer cuando se embaraza de su hijo Mateo. “Cuando salí con el embarazo de Mateo, necesitaba  estar relajada y por recomendación de mi Doctora, comencé a  buscar algo que además de relajarme, me mantuviera  tranquila y eso era la pintura”.

Namidia afirma que lo que para ella era un pasatiempo, se convirtió en una labor que le generaba ingresos.

“Al comenzar hacer los pedidos me di cuenta que necesitaba especializarme y decidí  hacer un curso para decoración con globos y uno de pintura”.

Namidia pinta caricaturas en cada uno de los chanchitos, para ella ha sido un reto cada trabajo a entregar. “Hay trabajos como caras o las princesas que son los más comunes, pero cuando me hacen  pedidos de caricaturas que nunca he hecho yo me emociono, porque es como una nueva aventura para mí”.

Aunque el negocio de chanchitos personalizados de barro inició hace tres años,  el trabajo en decoración inició hace año y medio. Este emprendimiento también tiene dos años de estar formalizados.

Redes Sociales de gran impacto en su negocio

Esta mujer emprendedora, comentó que aunque no tiene tienda física, hacer su página en facebook desde el inicio de su negocio, ha sido de gran ayuda.

“Facebook ha sido de gran impacto en mi negocio. El 80% de mis ventas son  a través  de las fotos que publicamos en  esta Red Social”.

Taller Nais tiene delivery  en todo el país a través de  una agencia de envíos. Los pagos se realizan por transferencias, depósito bancario o recolección de dinero a través de la agencia de envío.

El mínimo de compra en el taller es una docena con empaque y etiquetado; las alcancías grandes se pueden adquirir, más el precio de delivery.

Creer en vos mismo

Para Naima el creer en vos mismo, encontrar el lado positivo y  la perseverancia, son esenciales para emprender tu negocio.

Pueda  que no te salga todo bien en el primer intento, pero lo importante es que persistan, quizás no en la primera, pero en la tercera todo puede salir mejor; las puertas pueda que todas estén cerradas, pero seguí tocando que más de alguna se va abrir”, expresó.

Agregó que su pequeño Mateo también va creciendo entre pinceles y pintura, pero sobre todo con el sentido de ahorrar.

Comentó que a  futuro esperan hacer un local en su casa, con una exhibición de las alcancías y la presentación de los otros servicios que ofrece el negocio.