Este 22 de diciembre, arribó a la Planta Miramar, ubicada en Puerto Sandino, en el municipio de Nagarote, el primer buque de Gas Licuado de Petróleo (GLP), procedente de Houston, Estados Unidos.

Nicaragua por primera vez en su historia recibe una embarcación de este tipo y se hace bajo el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.

El buque MT EPIC Curacao, con bandera de Singapur, cuenta con una carga de 756 mil galones, cantidad que puede abastecer o cargar unos 135 mil cilindros de 25 libras.

La Planta Miramar se ubica en una extensión de 461 hectáreas y almacena diesel, gasolina súper y regular y tiene una capacidad de 1,100 millones de barriles.

Con una inversión de 82.2 millones de dólares se construyeron las tres esferas que almacenarán unos 60 mil barriles de GLP, que podrán ser distribuidos a nivel nacional. Cada una tiene un volumen de capacidad de 3,820 metros cúbicos.

Debris Aguilera, gerente general de la Planta, expresó que la capacidad de las esferas es suficiente para abastecer el 51 por ciento de la población nicaragüense.

Por su parte, el Asesor Técnico, Juan Ruilova, de origen chileno, mencionó que ayudó con su experiencia a la formación del excelente equipo de muchachos nicaragüenses que han asumido la responsabilidad en la Planta.

"Es un orgullo haber tenido la posibilidad de poder participar en este proyecto tan importante para Nicaragua (...), de alta complejidad, desde el punto de vista técnico, no es un proyecto simple", subrayó Ruilova.

Agregó que un país sin una base segura energética se demora en crecimiento y Nicaragua que viene creciendo fuerte desde un punto de vista económico y desarrollo social, obviamente va requerir con mayor fuerza la necesidad de tener almacenados sus productos, para que puedan ser entregados al país.

Las empresas chinas LANPE y CAMCE, de gran prestigio internacional y gran capacidad técnica en toda Asia, fueron las artífices del desarrollo de las tres esferas y la instalación de 4 kilómetros de tuberías sobre fondo marino a una profundidad de 20 metros hasta llegar al barco.

Zhang Meng, de CAMCE, dijo que las esferas están construidas bajo la norma americana de seguridad ASME Sección VIII División 2, y se sienten orgullosos de poder participar en la creación de esta gran obra.

Otras normas de seguridad con las que fue edificada la planta son la NFPA, la API y la ASTM.

Asimismo, Eduardo Valera, miembro de la empresa INCOSTA, S.A., comentó que las tuberías en la parte terrestre van enterradas a 500 metros para no generar interrupción del tránsito de las personas en la playa y luego se introducen al mar, hasta llegar a un sistema de válvulas para conectarse al barco a través de unas mangueras. En total la distancia suma alrededor de 5.2 kilómetros.

"El trabajo de nosotros el día de hoy es hacer todo esa conexión segura, para que todo el producto que trae el barco llegue hasta las esferas sin ningún inconveniente", señaló Valera.

La ejecución de esta obra generó más de mil 200 empleos directos y 4 mil 210 indirectos. Actualmente el personal de planta es de 40 trabajadores. Un aspecto importante a destacar es la participación femenina en un 40 por ciento de la fuerza laboral.

María Elena Flores, operadora de la Planta, aseguró que se cuenta con todas las normas de seguridad contra incendio para realizar todo el trabajo de recibir al barco.

La Planta Miramar, aunque fue construida para suplir el consumo nacional y asegurar la dieta mensual que tiene el país no se descarta que en un futuro se pueda expandir, ya que prevén construir 3 esferas más, aseguró Abelardo Barrios, parte del equipo operativo de la infraestructura de almacenamiento de combustible.

Aguilera mencionó que los planes de expansión contemplan el abastecimiento en un 100 por ciento, ser referencia centroamericana y también exportar. Las futuras esferas se llevarían alrededor de 25 millones de dólares en inversión.

"Por lo pronto, en este primer buque se descargarán 18 mil barriles, con esto se harán las pruebas finales y el arranque de la Planta", indicó Valera.

En la construcción de la obra de junio 2013 a noviembre 2017 participaron empresas colombianas, chinas, venezolanas y nicaragüenses.

buque

buque

buque

buque

buque

buque

buque

buque

buque

buque

buque

buque

buque

buque

buque

buque

buque

buque

buque

buque

buque

buque

buque

buque