Un total de 28 nuevos inspectores pasaron a formar parte de la Policía Nacional tras graduarse como licenciados en Ciencias Policiales, oportunidad de profesionalización brindada por el Gobierno Sandinista y que hoy les compromete a ser excelentes funcionarios y a trabajar por el bienestar del pueblo.

La inspectora Ana Santana, destacó: “Es un honor poder formar parte de la Policía Nacional, durante cuatro años estuvimos arduamente trabajando y aprendiendo más para brindarle a la población un buen servicio, con esmero y dedicación”.

Así mismo, el inspector Fernando Palacios, destacó que los deseos de servirle a su país y a las familias lo motivaron a formar parte de las filas de la institución, a la cual defiende y honra.

Mi principal compromiso es darles seguridad y tranquilidad a nuestras familias nicaragüenses. Somos una Policía que venimos del pueblo y esa es nuestra misión, servirle al pueblo. Nuestra institución cuenta con un gran prestigio y siempre está velando por la tranquilidad de todos”, señaló.

De igual manera, el Inspector Emilio Trejos destacó estar comprometido con el legado de los héroes y mártires del país, quienes son un claro ejemplo de nacionalismo.

“El legado de cada uno de nuestros héroes y mártires está presente, así como nuestro Comandante Hugo Chávez Frías quien nos enseñó a luchar por la unidad de cada uno de los países y hoy en día somos el reflejo de Chávez, Sandino, Rubén Darío y cada uno de los nicaragüenses que se han destacado a lo largo de la historia”, indicó.

Por su parte, el inspector Milton Portillo, expresó sentirse parte activa de la Policía Nacional. “Es un privilegio estar en la Policía Nacional y formar parte de las columnas que le dan seguridad a nuestro país, trabajando de la mano con nuestra gente de donde surgimos y a quienes brindaremos seguridad. Contamos con valores éticos y cívicos, lo que nos permitirá servirle de mejor manera a la población”.

El apoyo del Gobierno a los inspectores durante los cuatro años de formación, fue una pieza clave para los jóvenes que hoy con orgullo portan el uniforme.

“El apoyo del presidente ha sido tangible y somos la primera graduación con conocimientos básicos del idioma inglés, lo que nos fortalece dentro de la institución, derecho que a su vez le vamos a retribuir al pueblo a través de los servicios a los nacionales y extranjeros”, añadió Portillo.