El congresista republicano de Kentucky, Estados Unidos (EE.UU.), Dan Johnson, se suicidó la noche del miércoles tan solo días después de haber sido acusado de acoso sexual por una mujer que en el momento de los supuestos hechos era menor de edad.

Johnson condujo hasta el puente de Mount Washington, cerca de Louisville, aparcó en un extremo y se pegó un tiro en el sitio, confirmaron autoridades a medios locales. Su cuerpo fue hallado sin vida en la orilla del río Salt.

El republicano fue acusado el lunes por una mujer de haberla besado y manoseado sin su consentimiento durante la noche de Año Nuevo de 2012, cuando ella tenía 17 años.

El martes, durante una rueda de prensa desde el altar de su iglesia en Louisville, Johnson negó las acusaciones y las enmarcó en una campaña para amedrentar a los republicanos más conservadores en todo el país.

"Satán es el acusador, así que culpen al propio diablo”, fue una de las últimas expresiones esbozadas por este polémico pastor evangélico que fue elegido a la Cámara de Representantes de Kentucky en 2016.