Una emboscada de la genocida Guardia Nacional arrancó la vida al padre y revolucionario Gaspar Garcia Laviana, quien cayó en combate hace 39 años en las cercanías del río Mena en Cárdenas, Rivas.

En su honor, este 11 de diciembre Cárdenas, San Juan del Sur y Tola, rindieron homenaje a quien fue su guía espiritual teniendo puesta la sotana y también cuando decidió levantarse en armas.

El homenaje inició a eso de la una de la tarde en el sitio donde pasó a otro plano se vida, conocido como el parque del Río Mena, ahí dirigentes del FSLN, combatientes históricos y el pueblo colocaron ofrendas florales en su cruz.

Casi inmediatamente la Juventud Sandinista entregó la antorcha, Símbolo de Libertad que dejó el cura Sandinista.

En el acto, estuvieron presentes la compañera Justa Pérez, política regional; Rodolfo Pérez, alcalde de Cárdenas; Arlen García, vice alcaldesa de Cárdenas; Claudia Flores, secretaria política de Cárdenas; Olga Marenco, coordinadora de Juventud Sandinista y Roberto Avilés, combatiente histórico.

"Yo debo dar mi vida por este pueblo a como lo hizo Cristo", fueron palabras del padre Gaspar García Laviana, oriundo de Asturias, España.

"Vamos a continuar mejorando y acondicionando este sitio histórico que es patrimonio municipal y nacional, todos vamos a trabajar, estos son los momentos para agradecerle al padre Gaspar", expresó Rodolfo Pérez, alcalde de Cárdenas.

Gustavo Javier Gómez Segura, combatiente histórico, recordó que el padre pedía defender a la población, sobre todo a los niños y jóvenes.

"Este día es inolvidable porque muere un compañero de lucha, nuestro comandante, fuimos muy unidos, él era un hombre que siempre estaba a la par del pueblo, con sentimientos profundos hacia la juventud y la niñez, que protegió con su vida", dijo.

El 11 de diciembre de 1979, al momento de la emboscada, el padre Gaspar García Laviana iba acompañado de siete combatientes más, muriendo dos junto con él.

El revolucionario Sandinista cayó en Cárdenas, sin embargo, sus restos están enterrados en la Iglesia de Tola.

En San Juan del Sur también la población le rindió homenaje desde el monumento en su honor. El padre Gaspar, durante su vida sacerdotal, estuvo ubicado en la parroquia San Juan Bautista, de San Juan del Sur.

En el parque municipal contiguo a la Iglesia se encuentra el monumento; amigos y ex combatientes históricos hicieron guardia de honor tras colocar ofrendas florales.

"Los revolucionarios que estamos vivos estamos junto al Presidente Daniel Ortega y a la vice presidenta Rosario Murillo, cumpliendo su deseo, hoy los jóvenes están retomando esa revolución, hoy tenemos paz, libertad, progreso por el que luchó el padre", expresó José María Guadamuz, combatiente histórico.

El homenaje continuó con una tarde recreativa para niños y culminó con la sagrada eucaristía.

GASPAR

GASPAR

GASPAR

GASPAR

GASPAR