Este sábado don William Casco tuvo dos motivos para asistir al Parque Acuático; primero, mitigar el calor que se registró en la capital y segundo, el más importante, estar junto a toda su familia en un momento que vale oro.

Me vine para mitigar el calor, está muy bonito y muy recomendado el parque acuático, está bastante fresco. Este lugar es muy sano, hay muchas familias  y mañana domingo seguramente van a venir más personas porque el lugar es indicado para todos los niños, las personas adultas y hasta los ancianos”, mencionó Casco, mientras chineaba a una de sus nietas que se bañaba en una de las piscinas.

Y es que don William Casco se trajo al parque a su madre que está en silla de ruedas, a su esposa, hijos y hasta sus nietos, pues quiso aprovechar el fin de semana largo para pasarlo con su familia.

En iguales condiciones andaban muchas familias, que han encontrado en este lugar, el espacio adecuado para divertirse, recrearse y mitigar el calor que se dio durante buena parte del día.

Ando con mi sobrina y mi hijo, a mi me parece que este lugar es muy bonito, se le agradece al comandante Daniel Ortega por haberlo construido, ahora podemos venir a disfrutar de esta parque, el ambiente es muy alegre, divertido y sobre todo bien sano, más para los niños”, dijo María Victoria Quijano.

Las diversas atracciones, los toboganes, las regaderas y las piscinas estaban completamente llenas de personas, principalmente niños que no paraban de brincar, de nadar y reír en el parque acuático, una verdadera opción familiar.

Yo he venido con mi hermana, mi sobrina y con hija, el lugar me parece espectacular, muy bonito, los niños la están pasando de maravilla y por eso le recomiendo a toda la familia nicaragüense que vengan a visitar este lugar que está muy bueno”, mencionó Verónica Benavides del barrio Monte Sion.

Al lugar asistieron familias de los municipios, como El Rama, que vinieron en una vía y dos mandados, para conocer los altares dedicados a La Purísima y el parque Acuático.

Desde el Rama hemos venido porque queríamos ver lo de Las Purísimas, yo soy de Managua, pero tengo 8 años de vivir allá, mis nietos no conocían y entonces los he traído para que conozcan las cosas bonitas que se han construido”, dijo doña María Elena Manzanares.