"No hay indicios en la superficie que indiquen que hubo una explosión hacia afuera", declaró este sábado el portavoz de la Armada Argentina, Enrique Balbi, durante una rueda de prensa. Asimismo, Balbi ha reiterado que se trató de un evento interno consistente con una explosión, que se conoce como una implosión.

En lo que concierne a la duración del operativo de búsqueda del ARA San Juan, el vocero de la Armada no ha podido precisar el tiempo, aunque ha agregado que las condiciones meteorológicas no van a favorecer. Ha prometido que la búsqueda del sumergible continuará hasta que se agoten "todos los medios disponibles".

También ha revelado que van a "investigar un contacto a 477 metros de profundidad", detectado por el buque Angelescu, y que se analizan tres más, a una profundidad de entre 700 y 900 metros en el sector noreste de la zona de búsqueda.

Además, esta jornada a la búsqueda se suma el sumergible ruso Pantera Plus, que efectuará una inmersión en aguas argentinas para tratar de establecer contacto visual con el rastro detectado. Opera a un máximo de 1.000 metros de profundidad y puede escanear con su sonar hasta 300 metros a la redonda.


La Armada dio por concluidas sin éxito las tareas de rescate de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan, que no emite señales desde el 15 de noviembre. El portavoz de la institución militar, Enrique Balbi, comentó que ya no hay esperanza de encontrarlos con vida. Sin embargo, los trabajos de búsqueda del sumergible continúan.

El submarino de la Armada Argentina ARA San Juan perdió contacto durante su recorrido desde la Base Naval Ushuaia hacia el apostadero de la Base Naval Mar del Plata.
La última señal del sumergible fue registrada a la altura del golfo San Jorge, en aguas argentinas del océano Atlántico, a 432 kilómetros de la costa de la provincia de Chubut.