Las delegaciones africanas a la Cumbre con la Unión Europea (UE) demandaron hoy que la comunidad internacional encuentre en breve una solución a las causas raigales del resurgimiento de los mercados de esclavos en Libia.

El fenómeno, calificado de humillante y degradante por el presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, exigió a nombre del continente adoptar acciones rápidas para 'identificar a los culpables y sus cómplices' y saludó la promesa del gobierno libio de que investigará las subastas de esclavos en ese país norafricano.

Controlados por bandas armadas disfrazadas de agrupaciones políticas, los mercados de esclavos modernos, así como el terrorismo, son los dos temas capitales en la agenda de la reunión cimera bicontinental que comenzó la víspera y culmina hoy en esta capital.

El tráfico de personas, junto al mercado negro de armas, son otros de los negocios controlados por esas mafias, acorde con precisiones.

El escándalo estalló después que un informe de la Organización Internacional para las Migraciones reveló que cientos de ciudadanos de países subsaharianos que llegan a Libia para embarcarse hacia Europa son vendidos como esclavos.