Más de cien puñaladas, la cabeza decapitada y el corazón extirpado. Así encontró la Policía el cadáver de un hombre asesinado por la violenta pandilla Mara Salvatrucha en la localidad de Wheaton (Maryland, EE.UU.).

Nuevos y macabros detalles de este asesinato han salido a la luz este miércoles tras las declaraciones de uno de los implicados en el caso, informa Washington Post.

El escalofriante asesinato a sangre fría ocurrió en la primera mitad de este año, pero recién se conoció en septiembre, cuando un integrante del grupo delictivo confesó el crimen a las autoridades.