Durante una operación militar en la provincia de Kirkuk, Irak, fuerzas iraquíes asesinaron a 30 miembros del autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe) este lunes.

El dirigente de las Operaciones de Kirkuk, el general Ali Omran, emitió un comunicado donde explicó detalladamente las ofensivas hacia el Daesh y explicó que su objetivo fue acabar con la ocupación de este del territorio Al Hauiya.

El servicio de prensa del mando del Ejército de Irak informó en un comunicado oficial divulgado el pasado viernes, que las tropas iraquíes despojaron la ciudad de Rawa del control del grupo terrorista.

Este último año, los miembros del Daesh han perdido gran parte del territorio de Irak y Siria que fueron tomados desde el 2014, y fueron recuperados por las fuerzas militares.