Telstar fue la pelota de fútbol creada para la primera Copa del Mundo televisada, la de México 1970.

El año que viene regresará al Mundial como Telstar 18, "una reinvención del modelo clásico" que este jueves fue presentado por Adidas como el balón oficial de Rusia y que este viernes salió a la venta.

La compañía alemana fabrica la pelota de este campeonato FIFA desde hace 47 años y esta vez espera lograr mayor popularidad (y menos críticas) que con modelos anteriores.

Pero ¿qué cambió?

1. Colores

La Telstar original tenía 32 paneles separados blancos y negros, un patrón creado para que la redonda resaltara en los televisores monocromáticos de la época.
Luego de la blanca y dorada Jabulani (Sudáfrica 2010) y la colorida Brazuca (Brasil 2014), el clásico diseño blanco y negro regresa a la Copa del Mundo aunque con un diseño pixelado.

2. Tecnología

Los pixeles no son caprichosos. Por primera vez una pelota mundialista incluye un chip NFC (Comunicación de Campo Cercano por su sigla en inglés) que permite a los usuarios interactuar con Telstar 18 usando un smartphone o tableta.

Al leer el chip insertado, el usuario puede acceder a más información sobre el balón y a una serie de desafíos auspiciados por la FIFA.

Según explica Adidas en su página web, la mayoría de los dispositivos Android, así como también los modelos Apple del iPhone 7 en adelante, incluyen la tecnología para leer etiquetas NFC. No se necesita de una aplicación específica.

3. Materiales

En Alemania 2006, algunos jugadores protestaron porque la pelota Teamgeist, que tenía 14 paneles unidos térmicamente, era demasiado ligera y su desempeño cambiaba al mojarse.