El Consejo de Iglesias Evangélica Pro-Alianza Denominacional de Nicaragua (CEPAD) cumple 45 años de asistencia a las familias nicaragüenses basados en el amor a Cristo y actuando movidos por la fe.

Damaris Albuquerque, Directora ejecutiva del CEPAD, señaló que el nacimiento de la institución marcó un hito en la historia de las iglesias evangélicas, “en una nueva dimensión de vivir su fe, su teología y la misión a partir del trabajo y del servicio al prójimo”, indicó.

Gilberto Aguirre, Director de Desarrollo del CEPAD, detalló que algunos logros que han obtenido durante este tiempo han sido producto de la conformación de más de 800 comités pastorales en el Pacífico y Caribe nicaragüense.

En este sentido, precisó que han ejecutado cooperativas, bancos de mujeres, programas de salud comunitaria, de seguridad alimentaria, mejoramiento de viviendas, infraestructura, entre otros que permiten fortalecer el liderazgo de las comunidades.

Aguirre comentó que CEPAD fue la única institución evangélica que asistió a la población durante la insurrección y la guerra impuesta. Además han brindado asistencias en los hermanos países de Honduras, Costa Rica, Guatemala y México por desastres naturales, así como en Nicaragua por el Huracán Mitch, los terremotos en Mateare de 2013, la sequía y los daños de la tormenta Nate.

Entretanto, el Profesor Evenor Jerez, Director de Programas y Proyectos, y subdirector del CEPAD, señaló que el trabajo que se realiza a nivel nacional se desarrolla de manera coordinada con las autoridades locales.

Al mismo tiempo, dijo que la cantidad de evangélicos en Nicaragua se aproxima al 30% de la población, a diferencia de otros países como Guatemala que tiene más de 50% de la población perteneciente a esta denominación evangélica.

“En Nicaragua quizás seremos el 31%, que dicen que somos el 40%, pero del último censo éramos el 26%, pero aquí tenemos la paz y la tranquilidad y estamos contribuyendo en ello”, dijo.

“Inclusive muchos de nuestros miembros de nuestros comité de desarrollo, algunos son concejales, pero esto es una integración, porque nosotros no tenemos proyectos en las comunidades, apoyamos comunidades”, dijo.

El CEPAD nació 4 días después del terremoto que azotó Managua en Diciembre de 1972 tras la unión de representantes de 7 convenciones evangélicas, entre ellas la Iglesia Centroamericana, la Iglesia Menonita, Asambleas de Dios, Iglesias de Dios, Iglesias de Cristo, Iglesia Hermanos Unidos de Nicaragua, Iglesia Hermanos Unidos en Cristo, Convención Bautista de Nicaragua, así como dos instituciones.