Tres civiles fueron heridos tras un ataque sucida perpetrado este domingo en la plaza de Charahi Qambar en Kabul, capital de Afganistán, según informó la agencia local Pajhwok.

El percutor del atentado, quien se quitó la vida estallando un coche-bomba, tenía como objetivo atacar un convoy -conjunto de vehículos que se desplazan en grupo para apoyarse colectivamente- de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Sin embargo, el capitán William Salvin, portavoz de "Resolute Support",  la misión atacada de la OTAN, confirmó que la agresión no dejó víctimas militares de la organización. 

El atentado fue reivindicado por los talibanes, que luchan contra el gobierno de Kabul y sus socios occidentales, en un mensaje dirigido a la prensa por su portavoz, Zabihullah Mudjahib.