El paso del huracán María por la isla francesa de Martinica, en el Caribe, causó dos heridos y daños materiales, mientras que en Guadalupe la otra gran isla caribeña de Francia,  se esperan mayores estragos, tras el paso del fenómeno meteorológico.

Los daños materiales son poco significativos, pero entre ellos están el corte de electricidad en 25 mil hogares de la isla, que cuenta con unos 386 mil habitantes.

Y en su ruta por las Antillas Menores, el poderoso huracán María, que tiene vientos máximos sostenidos de 260 kilómetros por hora, también tocó tierra hoy en Dominica.

Los “despiadados” vientos del fenómeno categoría 5 arrancaron el techo de la casa del primer ministro, Roosevelt Skerrit, quien fue rescatado. El Centro Nacional para Huracanes de Estados Unidos dijo que María es un huracán “potencialmente catastrófico”.